Limpieza

¿Qué incluye un buen servicio de limpieza?

limpieza

En la mayoría de ocasiones, las empresas contratamos “a ciegas” los servicios de limpieza. Esto hace que los resultados no sean los que esperábamos. De hecho, en algunos casos hasta nos encontramos con que la empresa de limpieza no ha hecho su trabajo debidamente y encontramos suciedad en nuestras instalaciones.

Por ello, hemos recogido los principales “tipos” de limpieza que una empresa requiere con el objetivo de que tanto proveedores como demandantes de este servicio tengan una mayor información y, así, puedan realizar un mejor seguimiento.


Un buen servicio de limpieza debe componerse de varios pasos:

Paso 1. Recogida de basura

El primero y esencial es recoger cualquier elemento sobrante que aparezca en los suelos, mesas o cualquier otra superficie de las instalaciones. Con elementos sobrantes nos referimos a basura que los empleados hayan podido dejar por las instalaciones. Este aspecto es sumamente importante, puesto que da muy mala imagen para nuestros clientes o, en general, para cualquier invitado de la empresa que haya basura esparcida por nuestro establecimiento.

Es en las papeleras donde mayor cantidad de basura se acumula, por lo que vaciarlas también es una de las labores principales que debe realizar la empresa de limpieza.

Paso 2. Suelo

Todos estamos de acuerdo en que el suelo es la parte que mayor interés requiere. En este sentido, no sólo se debe a la amplia gama de superficies que existen, sino también al hecho de que es la parte más vistosa y a la que parece que prestamos más atención. Estos dos motivos hacen que debamos hacer especial hincapié en este paso e, incluso, que atendamos al tratamiento que la empresa que hemos contratado está haciendo.

Si el suelo es de granito, mármol o algún material similar se deberá realizar un tratamiento suave. En este caso, es muy recomendable un mopeado, aspiradora o utilizar productos químicos que no sean fuertes. Un fregasuelos neutro es lo más utilizado por las empresas de limpieza y así debe ser, puesto que este producto es el menos dañino.

El suelo de parquet es uno de los más comunes últimamente. Sin embargo, la madera requiere un tratamiento especial. Un fregasuelos neutro también puede ser la solución. Sin embargo, con este producto no se podría llegar al resultado idóneo puesto que no cuida el brillo propio de la madera. Por ello, es más apropiado utilizar productos especiales para el parquet. Existen varios productos que apropiados para cuidar el brillo, por lo que hay que asegurarse de que no se está perdiendo el brillo del suelo.

Hay empresas que se decantan por el uso de moquetas. El cuidado idóneo para estas superficies es mediante procesos de aspiración o inyección.

Paso 3. Mobiliario

Al igual que el suelo, el mobiliario deberá ser cuidado atendiendo al material por el que esté formado éste.

En este sentido, podemos diferenciar entre el mobiliario de madera y el mobiliario recubierto de algún material sintético. En el primer caso, deben utilizarse productos especiales que respetan la madera. Más concretamente, resulta idóneo una limpieza básica con un paño húmedo previamente mojado en una disolución de agua y productos especiales para madera. Como la limpieza de la empresa no se realiza diariamente, sino que la empresa va ciertos días solamente, el acabado conseguido con esta técnica puede resultar especialmente adecuado.

En el segundo caso, el tratamiento de las superficies es más complicado y por ello hay que estar más atento para no dañarlas. En este caso, una bayeta de microfibra humedecida con agua y jabón neutro es la mejor solución y la que mejor resultados dará.

Otro de los aspectos clave respecto al mobiliario es la limpieza de aparatos electrónicos. Es más que lógico la prohibición de utilizar paños, bayetas u otros utensilios mojados. Por ello, la mejor solución es utilizar bayetas secas para quitar el polvo pero sin dañar el aparato electrónico.

Paso 4. Techo

A la mayoría de empresas parece que se les olvida de que las instalaciones constan también de techos y no sólo de suelos. Por ello, muchas veces nos encontramos con telas de araña en la oficina e, inmediatamente, achacamos la culpa a la empresa de limpieza. Para que esto no ocurra es necesario que recordemos a la empresa contratada de que su labor no se restringe a las partes bajas, sino también a las altas.

Una vez que conoces todos los pasos para una correcta limpieza, asegúrate que se han cumplido todos.


Limpieza y mantenimiento LYMA te ofrece un descuento del 12% en el servicio integral de limpieza y lavandería. ¡Pide ya presupuesto y aprovéchate de descuentos exclusivos!

Un comentario en “¿Qué incluye un buen servicio de limpieza?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *