¿Necesitas Proveedores de Actividades Jurídicas?

El trabajo de jurista siempre se ha asociado a la generación de gran cantidad de documentación. La tramitación de todo tipo de procedimientos, obliga a los abogados a estar continuamente redactando todo tipo de escritos.

A pesar de que, tradicionalmente, se ha considerado que el problema de almacenamiento era fundamental en esta profesión, lo cierto es que con los años se han ido detectando otros  inconvenientes. Entre ellos, la pérdida de tiempo derivada de transcribir los textos.

En este post pretendemos tratar estos dos grandes problemas a los que se enfrentan los abogados: las faltas de eficiencia procedente de la transcripción y de la gestión documental con el objetivo de poner a disposición de todos los despachos las soluciones disponibles para conseguir un ahorro tiempo y costes en estas labores.

La transformación digital ha puesto a disposición de todos nuevas y atractivas facilidades a la hora de realizar cualquier tipo de trabajos. En este sentido, mientras que hace años los abogados tenían que transcribir los textos a mano, hoy en día es mucho más habitual el uso de ordenadores y tablets. Además, han comenzado a surgir todo tipo de soluciones que facilitan en mayor medida la transcripción de escritos de manera mucho más rápida y precisa.

Posiblemente, éstas son las que están reportando un mayor ahorro de tiempo y costes en los bufetes en los últimos años, ya que ponen a disposición de los abogados herramientas muy sencillas de utilizar y que permiten, incluso, transcripciones utilizando únicamente la voz.

Tal y como presentábamos en la introducción, junto a la falta de eficiencia derivada de la reproducción de escritos, encontramos el problema de gestión documental. Un abogado está obligado a trabajar con documentos en todo tipo de formatos: papel, Word, etc. Además, estos escritos deben almacenarse. Aquí, volvemos a encontrar gran diversidad en los medios: ordenadores personales, ordenadores del despacho, tablets, archivadores, entre muchos otros. Con el objetivo de evitar que todos estos documentos estén desperdigados, también aparecido soluciones que permiten almacenar toda la documentación en un único lugar.


En Servicities queremos facilitar el trabajo a todos los abogados. Por ello, contamos con DigaLaw. Este software exclusivo soluciona los dos grandes problemas al permitir la transcripción desde cualquier dispositivo, utilizando únicamente la voz, permitiendo un fácil almacenamiento y, en general, un ahorro de recursos.

Entra y descarga documentos útiles sobre Actividades Jurídicas

Documentos útiles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *