Limpieza

Mejora el rendimiento laboral con una buena higiene

limpieza empresaSegún un artículo publicado este mes de noviembre en el Facilities Management Journal de Reino Unido, casi la mitad de los empleados están descontentos con el nivel de higiene de su lugar de trabajo. Según la compañía inglesa PHS Group,  el 48% del personal se siente a disgusto con el estándar de higiene de su lugar de trabajo. También señala que en un 88% de los casos, el nivel de higiene del lugar de trabajo impacta en la productividad de los empleados.

En este último resultado también inciden otros estudios, según los cuales la falta de orden, organización o pulcritud de las zonas de trabajo repercuten- de manera notablemente negativa- en la productividad de los trabajadores.

Estos datos nos muestran que la limpieza no sólo es importante para dar una buena imagen sobre nuestra empresa, sino que también es importante para ella misma. Es decir, que una mala higiene también tiene graves repercusiones de puertas para dentro y es que puede conllevar, incluso, un descenso de la productividad por el deterioro del clima laboral.

Para lograr que la empresa no tenga ningún problema de limpieza, hemos recogido una serie de consejos que pueden resultar de gran utilidad:

  • Atender a todas las zonas. Suelos, techos, mobiliario…todos los espacios de la empresa requieren de la misma atención para mantener los puestos de trabajo limpios.
  • Evitar olores desagradables. En este aspecto hay que incidir especialmente, puesto que un mal olor puede causar la distracción y desmotivación de los empleados.
  • Limpieza regular. No hay que esperar a que pasen cinco días para volver a limpiar la oficina, sino que resulta aconsejable que se limpien las instalaciones regularmente. Hay que tener en cuenta que algunas zonas- como los baños- no pueden esperar mucho tiempo para ser limpiadas.
  • Limpieza mecanizada. Periódicamente, se debe realizar una limpieza mecanizada de muebles tapizados, si los hubiera.

Seguir estos sencillos consejos pueden suponer mantener una buena limpieza de la empresa, evitando graves problemas como los comentados inicialmente: el descenso de la productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *