Control de Plagas

Medidas que se pueden aplicar en el control de plagas

control de plagasLas plagas en las empresas suponen un gran problema, por lo que intentar eliminarlas es uno de las labores más complicadas que pueden surgir cuando se detectan “intrusos” no deseados en las instalaciones de un determinado negocio.

A continuación, vamos a presentar algunas de las principales medidas que se pueden aplicar en tu empresa si surge cualquier tipo de plaga. En principio, suele ser aconsejable contactar lo antes posible con expertos que nos ayuden, de manera más eficiente, a exterminar cualquier plaga. Sin embargo, puede resultar interesante que los miembros de la empresa también sepan como socavar el problema.

Las medidas a tener en cuenta a la hora de acabar con las posibles plagas se pueden dividir en tres tipos:

  1. Medidas preventivas. Estas medidas hacen referencia a fases previas a la aparición de plagas. De hecho, es la más importante, puesto que si cuidamos debidamente el lugar de trabajo no tenemos por qué preocuparnos de la aparición de ninguna plaga en el futuro. Estas medidas tratan, sobre todo, de la limpieza y la higiene. Una empresa debidamente limpia y cuidada no tiene por qué sufrir ningún problema de roedores, cucarachas u otra plaga. Sin embargo, es posible que a pesar de contar con una higiene adecuada, surjan “intrusos” en nuestro negocio, por lo que es necesario conocer tanto las medidas pasivas como activas.
  2. Medidas pasivas. Estas medidas buscan, sobre todo, que la plaga no se propague por toda la instalación. De este modo, se busca tapar grietas o agujeros que puedan ser el acceso de cualquier tipo de plaga.
  3. Medidas activas. Cuando los dos métodos anteriores no han dado resultado, las medidas activas suelen ser la solución óptima. En este caso, no buscamos la prevención ni la limitación de la expansión de la plaga, sino que la exterminamos. Por esto, estas medidas son las menos aconsejables y sólo hay que atender a ellas cuando la propagación de la plaga sea más que evidente y, como ya hemos indicado, no hayan servicios las medidas anteriores. Este método, a su vez, se subdivide en tres medidas:
  • Medidas físicas: como aumentar o disminuir la temperatura.
  • Medidas químicas: a través de biocidas.
  • Medidas ecológicas: utilización de otros seres vivos o enfermedades para acabar con la plaga.

Aunque en la presente entrada hemos intentado aunar algunas de las principales medidas que se pueden llevar a cabo para acabar con las plagas, no hay mejor solución que la que te puede ofrecer un experto en estos temas. Por ello, os invitamos a contactar con LYMA, expertos en control de plagas, te pueden ofrecer la mejor solución y los mejores precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *