¿Necesitas Proveedores de Administración y Contabilidad?

puntos clave en la normativa contable y fiscalEl entramado de puntos a tener en cuenta para llevar a cabo la contabilidad de la empresa y, posteriormente, atender a la liquidación del impuesto de sociedades suele resultar en la externalización de este tipo de servicios por parte de las pequeñas y medianas empresas.

En este sentido, la amplia normativa contable y fiscal y las divergencias que surgen entre ambas obliga a la mayoría de empresas de nuestro país a encargar a profesionales- normalmente asesores y consultores financieros y fiscales- a realizar estas labores.

En la presente entrada vamos a tratar algunos puntos clave de las normativas contable y fiscal, así como la aplicación de éstos.

Uno de los aspectos más importantes es la divergencia que existe en la contabilidad y la fiscalidad. En este sentido, destacan el tratamiento de los gastos. Existen muchos gastos que desde el punto de vista contable pueden ser imputados, pero la fiscalidad impide que sea deducible. Existen dos tipos de diferencias:

  • Diferencias permanentes. Se trata de gastos que hemos contabilizado en el ejercicio, pero que desde el punto de vista fiscal no se pueden deducir, ni en el mismo ejercicio en el que estamos trabajando ni en ningún otro momento. Dentro de estas diferencias encontramos, por ejemplo, las provisiones que llevamos a la contabilidad con el objetivo de poner de manifiesto un posible gasto futuro. Para ajustar la contabilidad a la fiscalidad, es necesario realizar una ajuste positivo- incremento de gasto- que resulte en una mayor base imponible. En este caso, la contabilidad no tendría que realizar ningún asiento, sino que sólo tenemos que incrementar el gasto cuando vayamos a liquidar el Impuesto de Sociedades (IS).

  • Diferencias temporales. En este punto recogemos los excesos o defectos de gastos que hemos contabilizado frente a los que la normativa fiscal permite. Para ajustar contabilidad y fiscalidad es necesario disminuir o aumentar la base imponible por ese exceso o defecto de gasto, así como contabilizar el diferimiento del impuesto. Con este ajuste, surge un pasivo o un activo con Hacienda Pública que es necesario recoger en la contabilidad.

Los excesos o defectos de gastos suelen darse, en muchas ocasiones, en la amortización. Las complicadas normas de valoración y amortización de los activos dan lugar a errores que debemos corregir tanto en la contabilidad que hemos llevado a cabo como de cara a la liquidación del IS.

 Por lo tanto, es necesario comprobar que se ha llevado a cabo la contabilidad de manera correcta, atendiendo a la normativa vigente. Además, tenemos que acudir a la Ley de Impuesto de Sociedades, así como al Reglamento para conocer las diferencias que existen entre las dos áreas de conocimiento y realizar los ajustes oportunos.


La tediosa labor contable y fiscal puede causarnos más de un problema y sanción en nuestro negocio, por ello aconsejamos dejarlas en manos de profesionales como Proasa Sevilla. Con una experiencia de 60 años, ofrecen un asesoramiento integral.

Entra y descarga documentos útiles sobre Administración y Contabilidad

Documentos útiles

1 comentario

Belén · 12 febrero, 2016 a las 9:09 am

Felicitaciones por la entrada.

Resulta muy útil leer este tipo de publicaciones de vez en cuando. La departamentalización de las empresas nos obliga- en muchos casos- a obviar aspectos que pertenecen a otras áreas.

En particular, como comercial me pierdo en muchos aspectos contables, financieros y fiscales que vienen bien recordar.

Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *