Servicios Financieros

Crowfunding, la solución de tu proyecto

crowfundingEl crowfunding es una nueva forma de financiación, en la cual Internet juega un papel principal. Se trata de una oferta pública en la que una determinada empresa publica su proyecto en la red. A tal iniciativa se suman esfuerzos de otras empresas y organizaciones en forma de financiación. De forma más resumida, el crowfunding se refiere a la financiación colectiva.

Frente a las formas clásicas de financiación- basadas en el aumento de recursos propios o la petición de créditos- ha comenzado a surgir un método novedoso y colaborativo que ya cuenta con numerosos casos de éxito. Aunque parece estar más orientado a emprendedores, lo cierto es que también es utilizado por empresarios para financiar ciertos proyectos que se acontecen en el seno de su empresa.

El método no puede ser más sencillo. De hecho, sólo es necesario seguir unos sencillos pasos:

  • Elección del tipo de crowfunding. Antes de comenzar con el proceso de oferta pública, es necesario delimitar el tipo de crowfunding que vamos a utilizar. Existen siete tipos:
  1. De préstamo
  2. De acciones
  3. De recompensa
  4. De donación
  5. De beneficios/ingresos
  6. De títulos de deuda
  7. Modalidades híbridas
  • Publicación del proyecto en Internet. Se debe añadir la descripción del proyecto, junto a las necesidades de financiación, el tiempo que se estima oportuno para conseguirlas y demás detalles que sean interesantes para los futuros inversores.
  • Establecimiento del periodo de financiación. En la mayoría de páginas destinadas al crowfunding, obligan a establecer un periodo mediante el cual los inversores puedan realizar aportaciones. Más concretamente, se intenta facilitar y automatizar todo el proceso.
  • Promoción. Este punto es más que clave. Difundir las necesidades de financiación en redes sociales o cualquier otro medio de comunicación puede ser decisivo a la hora de conseguir una mayor cantidad de recursos.
  • Análisis de resultados. Una vez finalizado el plazo, hay que estudiar cuáles han sido los resultados. El principal, si se han conseguido todos los recursos financieros que se requerían. A partir de éste, se puede saer en qué puntos hemos fallado habida cuenta de mejorar en la financiación de próximos proyectos.

Antes de elegir cualquier forma de financiación, es necesario consultar con un experto con el objetivo de elegir aquella que se adapta en mayor medida a las cualidades y requerimientos de la empresa. Por ello, os aconsejamos que os asesoréis por JFM Soluciones Financieras Además, ahora puedes aprovecharte de ofertas como el diagnóstico gratuito o bonificaciones de hasta el 50%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *