Actividades Jurídicas

¿Cómo optimizar la Transcripción de las vistas en el despacho?

La obligación de grabar las vistas ha proporcionado una gran flexibilidad al abogado en ejercicio pero, al mismo tiempo, plantea varios problemas. Entre los más graves, la gran dificultad de transcribir vistas y audiencias cuyas grabaciones se extienden a varios días. Muchos despachos, desbordados por el problema, han procedido a subcontratar este trabajo, a pesar del coste inherente y los problemas que puedan derivarse en cuestiones de confidencialidad, cada vez más exigentes y restrictivas. Por ello, optimizar la transcripción de las vistas se ha convertido en uno de los temas de mayor relevancia en el ámbito jurídico en los últimos años.

En este post, hemos querido presentar a tu despacho algunas de las alternativas que existen en este sentido, con el objetivo de poder optimizar la transcripción de la mejor manera posible.

Por tal motivo, SpeechWare – Bruselas, ha decidido complementar las ventajas que ya ofrece su sistema de Reconocimiento vocal DigaLaw® con un nuevo módulo de transcripción: Octopus® – Transcription.

La solución es extraordinariamente simple y eficaz. Consiste en:

  • Escuchar la grabación de las vistas, con ayuda de las teclas Función del ordenador o cualquier pedal USB, y la aplicación Octopus®
  • Mecanografiarlas conforme se escucha o incluso mejor, dictarlas con DigaLaw® mientras se escucha…

En el segundo caso, reduciendo la velocidad de la reproducción y con un poco de práctica, ¡es posible dictar de continuo y simultáneamente mientras se escucha!

Las ventajas de este sistema, que puede visualizarse en par de minutos http://www.digalaw.com/es/CompartirContenido.php?pidVideoMostrar=21 son obvias:

  • Cualquiera puede escuchar y dictar, lo cual no ocurre siempre con la mecanografía
  • La velocidad del dictado es de 4 a 5 veces superior a la del tecleado por término medio
  • El Reconocimiento vocal “inteligente” no comete faltas de ortografía y también formatea el texto cuando se transcribe (uso correcto de mayúsculas, minúsculas, acrónimos, abreviaturas, etc.).

El gran impacto del Reconocimiento vocal “inteligente” en el ámbito jurídico, del que DigaLaw® es un buen ejemplo, es cada vez más palpable. Este tipo de solución para transcribir vistas con el dictado de las mismas, en lugar de mecanografiarlas, ofrece no sólo importantes beneficios económicos, sino también un ahorro de tiempo y esfuerzo nada desdeñable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *