Suministro de Energía Eléctrica

Suministro de energía eléctrica

suministro electricoLas empresas dedicadas al suministro de energía eléctrica ofrecen un servicio fundamental para cualquier empresa demandante. Para el correcto funcionamiento de la empresa se requiere de una fuente de energía que permita el funcionamiento de la maquinaria y demás instalaciones que se encuentren en el seno de la empresa.
En los siguientes puntos hemos resumido las principales consideraciones que las empresas solicitantes deben tener en cuenta a la hora de demandar este tipo de servicios, con el objetivo fundamental de que éstas puedan conseguir la contratación final óptima para los requerimientos presentados.

PRIMERA. Las fuentes de energía de las que puede provenir la energía eléctrica son múltiples, pero se puede hacer una clasificación general. Por un lado, encontramos aquélla que se ha obtenido a través de fuentes no renovables y, por otro lado, aquélla que se ha obtenido con fuentes renovables.


SEGUNDA. Una de las principales ofertas para las empresas demandantes es la de discriminación horaria. Con ésta pueden conseguir un ahorro en su factura debido al menor coste de la energía durante una determinada franja horaria. Esta oferta puede resultar especialmente interesante para aquellas empresas en las que existe una concentración de la actividad en unas determinadas horas.


TERCERA. Otro aspecto que puede resultar interesante es especificar a la empresa proveedora el tamaño de la empresa, así como el número de instalaciones con las que cuentan, habida cuenta de que se pueda llegar a una contratación final con una empresa proveedora que tenga capacidad de suministrar los recursos que la empresa demandante precise. Relacionado con esto, las empresas proveedoras suelen examinar el número de kw que se precisan contratar según el tamaño y volumen de actividad.


CUARTA. Existen dos tipos de empresas con las que se pueden contratar los servicios determinados anteriormente. El primero es el relativo a las empresas físicas, las cuales ofrecen sus servicios a través de una determinada sede u oficina. El segundo tipo es el relativo a empresas online, las cuales operan a través de internet. Ambos tipos presentan los beneficios asociados similares, puesto que ofrecen los mismos servicios (cada uno referido al tipo de actividad que oferten) pero la contratación será diferente dependiendo del tipo de negocio que se haya elegido. En este sentido el compromiso de ejecución de la actividad puede ser firmado en una oficina o mediante un envío por correo electrónico de la aceptación de los términos del contrato. Aunque diste la forma de contratación, ambas presentan la misma validez y fiabilidad. Los tipos de contrato más comunes a la hora de convenir este tipo de servicios suelen ser los siguientes. De manera general, el contrato de prestación de servicios. Ya de manera más específica, encontramos el contrato de suministro de energía eléctrica. Para que la empresa demandante pueda tener una visión general sobre el tipo de contrato que se dispondrá a contraer, en la página web se presentan algunos contratos tipo.


Servicities es un portal de empresas que ayuda en gran medida al diálogo entre empresas demandantes y proveedoras de estos servicios. De este modo, ambos tipos de empresas podrán verse beneficiadas por una contratación más sencilla. Además, las empresas demandantes cuentan con un beneficio adicional y es que pueden filtrar los aspectos primordiales que se han puesto de manifiesto anteriormente con el fin de conseguir una contratación final con el proveedor que más se ajusta a sus necesidades. Así, podrán contactar con una empresa que se adecue a todos los aspectos especificados sin necesidad de realizar un gran esfuerzo de búsqueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *