Leasing/renting

Adquirir un nuevo vehiculo, ¿comprar o renting?

 

¿Eres autónomo o empresario? ¿Necesitas diariamente un vehículo para trabajar?Si la respuesta a estas dos preguntas es si, estas en el post indicado.Probablemente, si no te ha pasado ya, te vas a enfrentar a muchas dudas sobre si comprar un vehículo o alquilarlo a través de renting .

La pregunta sería, ¿que es mejor, comprar ó alquilar?

Para resolver esta importante cuestión, tenemos que seguir haciéndonos una serie de preguntas con el fin de dar con la mejor solución para nuestro caso.

Por ejemplo, saber cuánto tiempo vamos a necesitarlo, si nuestro negocio crecerá y con él el número de trabajadores que necesitaran un vehículo… etc.

Dejando a un lado las preguntas económicas, también es importante valorar el conflicto emocional, siendo importante también preguntarse si nos gustan los coches, diferentes gamas y modelos… o si por el contrario no tenemos ningún vínculo afectivo con el sector de la automoción.

En Servicities apostamos por el renting como fórmula segura para empresas y autónomos, y si es de la mano de empresas como plan de gestión, mucho más.

El renting es una de las opciones más rentables a día de hoy  a la hora de adquirir un vehículo.

Al firmar el contrato de renting, se establece un tiempo de duración, que por ley no puede ser inferior a dos años, y una cuota que dependerá del modelo y de la duración del alquiler, así como en ocasiones del volumen de kilómetros, en algunos casos también es posible que nos pidan una cuota inicial, si tratamos nuestro contrato con Plan de gestión  no es necesaria.

Ventajas del Renting

La gran ventaja es que en esa cuota es que están incluidos una serie de servicios como el seguro, el mantenimiento, la asistencia por accidente,  cambios de neumáticos, averías…etc. Por lo tanto nos olvidamos por completo de las averías, pago de impuestos…etc. Ahorrando dinero, así como tiempo en viajes al taller.

Si eres autónomo  las cuotas de renting son 100% deducibles como gastos en IRPF autónomos, siempre y cuando su uso sea 100% para su actividad comercial.

Cuando adquieres un vehículo con renting, tan solo tendrás que hacerte cargo de gastos de gasolina, peajes, multas y limpieza.

Al finalizar el contrato, devuelves el coche a la compañía, o por el contrario, existe la opción de adquirir el vehículo pagando la cuota residual correspondiente.

Benefíciate de la promoción de Plan de Gestión en Servicities.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *