Leasing/renting

Leasing/renting vehículos de motor

leasing-y-rentingPRIMERA. Leasing: su contrato de forma general exige una duración mínima de 2 años y da la opción de compra del vehículo que se ha arrendado una vez finalizado el periodo de alquiler.

Todos los gastos que tengan que ver con el vehículo (seguros, impuestos, mantenimiento, etc.) se hará cargo el arrendatario.
Lo bueno del leasing es que da muchas facilidades respecto a la financiación y las deducciones ya que el arrendamiento se puede desgravar.

SEGUNDA. Renting: es un alquiler a largo plazo que también da la opción de la compra del vehículo una vez que se ha finalizado el periodo de alquiler.
El renting no está regulado por ley con lo que a la hora de hacer el contrato se haría como cualquier operación mercantil.
Al contrario que el leasing, la principal ventaja del renting es que el arrendatario no se hace cargo de los gastos del vehículo (seguros, impuestos, mantenimiento, etc.).


TERCERA. Tipos de servicios de leasing:

  • Leasing financiero (mobiliario o inmobiliario)
  • Leasing operativo
  • Leasing con apalancamiento financiero
  • Leasing indirecto
  • Retroleasing (o lease-back).

CUARTA. Tipos de servicio de renting:

  • Renting para vehículos
  • Renting tecnológico
  • Renting industrial
  • Renting equipamiento
  • Renting porveedor
  • Rent to rent
  • Rent bank

QUINTA. Existen dos tipos de empresas con las que se pueden contratar los servicios determinados anteriormente. El primero es el relativo a las empresas físicas, las cuales ofrecen sus servicios a través de una determinada sede u oficina. El segundo tipo es el relativo a empresas online, las cuales operan a través de internet. Ambos tipos presentan los beneficios asociados similares, puesto que ofrecen los mismos servicios (cada uno referido al tipo de actividad que oferten) pero la contratación será diferente dependiendo del tipo de negocio que se haya elegido. En este sentido el compromiso de ejecución de la actividad puede ser firmado en una oficina o mediante un envío por correo electrónico de la aceptación de los términos del contrato. Aunque diste la forma de contratación, ambas presentan la misma validez y fiabilidad. Los tipos de contrato más comunes a la hora de convenir este tipo de servicios suelen ser los siguientes. De manera general, el contrato de prestación de servicios. Ya de manera más específica, encontramos el contrato de leasing y el contrato de renting. Para que la empresa demandante pueda tener una visión general sobre el tipo de contrato que se dispondrá a contraer, en la página web se presentan algunos contratos tipo.


Servicities es un portal de empresas que ayuda en gran medida al diálogo entre empresas demandantes y proveedoras de estos servicios. De este modo, ambos tipos de empresas podrán verse beneficiadas por una contratación más sencilla. Además, las empresas demandantes cuentan con un beneficio adicional y es que pueden filtrar los aspectos primordiales que se han puesto de manifiesto anteriormente con el fin de conseguir una contratación final con el proveedor que más se ajusta a sus necesidades. Así, podrán contactar con una empresa que se adecue a todos los aspectos especificados sin necesidad de realizar un gran esfuerzo de búsqueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *