Marketing y publicidad

¿Es buena toda la publicidad?

Publicidad

Uno de los aspectos claves a la hora de contratar un servicio, es saber distinguir entre una buena publicidad y aquella que, por el contrario, puede resultar dañina. La importancia reviste en que no toda la publicidad nos puede conducir a conseguir el servicio que deseamos y estamos buscando, sino que nos puede aportar información errónea que nos atraiga a servicios llamativos, pero que carezcan de contenido útil para la necesidad que tenemos.

Para conseguir diferenciar entre anuncios que nos conduzcan a servicios que satisfagan nuestras verdaderas necesidades de anuncios meramente atrayentes y provocadores, hemos recogido una serie de aspectos fundamentales que pueden resultar de gran ayuda.

El aspecto al que se debe tomar especial atención es el objetivo de la publicidad. En este sentido, el demandante debe fijarse en si el anuncio es informativo o meramente incita a la compra. Es innegable que toda la publicidad es atrayente, puesto que busca seducir al cliente, pero dentro del encadilamiento debe procurar informar sobre el servicio que ofrece y no enmascar la finalidad del anuncio con escenas que nada tienen que ver con su negocio.

Aunque en toda la publicidad se intenta dar una imagen bonita de la realidad, debemos procurar no caer en ciertas “trampas”. Los estereotipos e idealizaciones de la realidad a través de modelos jóvenes y atractivos son más que conocidos. Todo esto nos influye, nos manipula y promueve en nosotros malos sentimientos- como el de culpa por no ser tan “perfectos” como los modelos- incitándonos a comprar buscando ser mejores. Esto no debería ser así, la publicidad debe estimular buenas actitudes- como respeto, tranquilidad-  y ser éstas las que nos conduzcan a un consumo responsable.

Además de todo lo anterior, resulta especialmente útil atender a las cualidades que destaca el anuncio. De este modo, llegaremos a contratar el servicio que, de verdad, necesitamos. Así- y siguiendo con lo anterior- hay que diferenciar entre los atributos del  servicio patrocinado y los de los modelos y/o paisajes utilizados.

Ahora que ya sabes todos los trucos, ¡Sé más exigente con la publicidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *