Traducción e Interpretación

Como conseguir una buena traducción jurídica

La traducción jurídica, también llamada traducción legal, se refiere a la traducción de documentos y textos legales de un idioma a otro. Estos textos pueden tener tanto carácter público, si han sido emitidos por una Administración, es decir son documentos legales, o por otro lado pueden ser de carácter privado, tanto entre negocios como entre particulares.

Nos referimos, entre otros, a contratos, declaraciones de testigos, fideicomisos, documentación laboral, procedimientos arbitrales, escrituras, estatutos sociales, testamentos, poderes notariales, documentos para juicios,documentos de inmigración, contratos de compraventa, avales, contratos financieros, pólizas de seguro, informes periciales…

Es por esto que debemos de tener especial cuidado a la hora de encargar una traducción jurídica, ya que no influye solo la diferencia de lenguaje, sino que hay q tener muy en cuenta el entorno social y cultural.

En este sentido, en Somos Traductores trabajan con traductores que son especialistas en derecho y conocen las leyes tanto de nuestro país como las de los países del idioma destino de nuestras traducciones.

Procedimientos para realizar una buena traducción jurídica

Estos son los pasos que debe seguir la empresa de traducción elegida:

1) Recepción y registro de los trabajos

Todos los trabajos pueden recibirse por correo electrónico o por cualquier otro medio que el cliente considere oportuno.

2) Asignación de los trabajos a un traductor experto

Los trabajos se asignan a la persona idónea para su realización.  Para la realización de la traducción jurídica, el traductor debe disponer de experiencia profesional o cualificaciones adecuadas, competencia en traducción jurídica demostrable, amplios conocimientos de los idiomas fuente y de destino. Los traductores asumen la precisión y el estilo lingüístico para traducir  con la mayor fidelidad y precisión el contenido jurídico documento original.

3) Proceso de traducción

Esta fase de la traducción jurídica hace referencia al proceso propiamente dicho de trasladar el contenido de los documentos al idioma al cual queremos traducir.

4) Revisión

Todas las traducciones jurídicas realizadas por Somos Traductores son revisadas por, también por un experto en la materia. Revisores, correctores de estilo y especialistas que puedan solucionar cualquier cuestión terminológica complicada en ambos idiomas.

5) Edición y formato

La idea es respetar al máximo el formato del documento original. Para las traducciones juradas se requiere obtener la certificación necesaria original para comprobar su veracidad y poder realizar el sello y la firma.

7) Entrega

La última fase dentro de la traducción jurídica es la entrega del documento final para el cliente. Podrán hacer la entrega puntual bien en mano o bien por correo electrónico,

Por lo tanto, es muy importante que estos textos y documentos estén bien traducidos, ya que la traducción errónea de una parte de un contrato puede dar lugar a demandas judiciales, además de a pérdidas económicas. En este sentido, en Somos Traductores trabajan con traductores que son especialistas en derecho y conocen las leyes tanto de nuestro país como las de los países del idioma destino de nuestras traducciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *