Almacenamiento

Almacenamiento

almacenamientoEl almacén es una unidad de servicio y soporte en la estructura orgánica y funcional de una empresa comercial o industrial con objetivos bien definidos de resguardo, custodia, control y abastecimiento de materiales y productos.

A la hora de buscar empresas proveedoras dedicadas a este servicio, las empresas demandantes deben tener en cuenta una serie de consideraciones con el objetivo de facilitar todo el proceso de búsqueda.

PRIMERA. Objetivos:

  • Rapidez de entregas
  • Fiabilidad
  • Reducción de costes
  • Maximización del volumen disponible
  • Minimización de las operaciones de manipulación y transporte

SEGUNDA. Servicios:

  • Recepción de mercancías paletizadas
  • Preparación de pedidos de picking
  • Palatización y retractilado
  • Gestión de devoluciones
  • Preparación por radiofrecuencia
  • Etiquetaje de la mercancía
  • Servicio logístico integral
  • Almacenaje
  • Almacén logística

La lista anterior presenta una serie de servicios asociados a la actividad de almacenamiento, sin embargo, puede que la empresa final con la que se contraten los servicios presente más o menos servicios de los especificados anteriormente, por lo que se trata de una lista orientativa para la empresa demandante.


TERCERA. Beneficios:

  • Reducción de tareas administrativas
  • Agilidad del desarrollo del resto de procesos logísticos
  • Optimización de la gestión del nivel de inversión del circulante
  • Mejora de la calidad del producto
  • Optimización de costes
  • Reducción de tiempos de proceso
  • Nivel de satisfacción del cliente

CUARTA. Algunas funciones resultan comunes en cualquier entorno, dichas funciones comunes son:

  • Recepción de Materiales.
  • Registro de entradas y salidas del Almacén.
  • Almacenamiento de materiales.
  • Mantenimiento de materiales y de almacén.
  • Despacho de materiales.
  • Coordinación del almacén con los departamentos de control de inventarios y contabilidad.

QUINTA. Existen dos tipos de empresas con las que se pueden contratar los servicios determinados anteriormente. El primero es el relativo a las empresas físicas, las cuales ofrecen sus servicios a través de una determinada sede u oficina. El segundo tipo es el relativo a empresas online, las cuales operan a través de internet. Ambos tipos presentan los beneficios asociados similares, puesto que ofrecen los mismos servicios (cada uno referido al tipo de actividad que oferten) pero la contratación será diferente dependiendo del tipo de negocio que se haya elegido. En este sentido el compromiso de ejecución de la actividad puede ser firmado en una oficina o mediante un envío por correo electrónico de la aceptación de los términos del contrato. Aunque diste la forma de contratación, ambas presentan la misma validez y fiabilidad. Los tipos de contrato más comunes a la hora de convenir este tipo de servicios suelen ser los siguientes. De manera general, el contrato de prestación de servicios. Ya de manera más específica, encontramos el contrato de almacenamiento. Para que la empresa demandante pueda tener una visión general sobre el tipo de contrato que se dispondrá a contraer, en la página web se presentan algunos contratos tipo.


Servicities es un portal de empresas que ayuda en gran medida al diálogo entre empresas demandantes y proveedoras de estos servicios. De este modo, ambos tipos de empresas podrán verse beneficiadas por una contratación más sencilla. Además, las empresas demandantes cuentan con un beneficio adicional y es que pueden filtrar los aspectos primordiales que se han puesto de manifiesto anteriormente con el fin de conseguir una contratación final con el proveedor que más se ajusta a sus necesidades. Así, podrán contactar con una empresa que se adecue a todos los aspectos especificados sin necesidad de realizar un gran esfuerzo de búsqueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos necesarios están marcados *